viernes, 7 de mayo de 2010

ADIOS A LAS HADAS, PRINCIPES Y DRAGONES



Las últimas noticias son desoladoras para el mundo de la fantasía infantil y para el de la “Cultura”.

El Ministerio de Igualdad —liderado por nuestra irrepetible Aído—, el Instituto de la Mujer y el sindicato FETE-UGT han declarado formalmente que desaconsejan la lectura de los “Cuentos Clásicos” por sexistas, afirmando que Blancanieves o la Cenicienta:

«colocan a las mujeres y a las niñas en una situación pasiva, en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarla»

Así que ya ven ustedes, la estulticia, al igual que ya lo hiciera el espíritu sectario bolchevique, se ha apoderado de la “secta”.

La guía «Educando en Igualdad», destinada a Educación Secundaria, apunta que en los libros de texto y en otros materiales del aula se utiliza un:

«lenguaje pretendidamente genérico que invisibiliza a la mitad de la humanidad»

y añade que:

«en castellano, existe el masculino y el femenino para nombrar a hombres y a mujeres, pero hay una tradición que usa el masculino como si fuera genérico, como si englobara a ambos sexos, lo cual no es cierto».

Ruego encarecidamente a los ignorantes —más bien ceo que mentirosos malintencionados—que se han permitido el lujo de escribir ese párrafo, que simplemente lean el “Diccionario Panhispánico de Dudas” publicado por la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española, que al acometer el uso del genérico nos dice:

“USO DEL MASCULINO EN REFERENCIA A SERES DE AMBOS SEXOS:
En los sustantivos que designan seres animados, el masculino se refiere a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. No debe verse como un caso de discriminación, sino que responde a la ley lingüística del principio de economía.”


Mezclando churras con merinas, la “Guia” de marras dice respecto al «amor», que hay que olvidarse de los «príncipes azules», las «bellas durmientes» y las «medias naranjas» porque: «si os paráis un momento a pensar, la “media naranja” implica que somos seres “a medias” o inacabados hasta que no encontramos una pareja que nos complemente, que dé sentido a nuestra vida».

Pues por mucho que se empeñe la famosa “Guia” así es. El ser humano no está destinado a estar solo, ya que no tendría a quien darle, no tendría con quien crecer, ni nada por lo cual esforzarse, ni nadie con quien compartir.

Pero claro, estas ideas sublimadas del “Amor” y de la “entrega” no caben en ese barbecho que es la mente de nuestra Ministra, ni en la de ninguno de sus secuaces en la “Secta”, y no ya por intención política, sino meramente por ignorancia trufada de sectarismo.

Si el primer gobierno de Suárez durante la Transición fue motejado de “Gobierno de PNNs” por la escasa experiencia política de algunos de sus miembros ¿Qué habríamos de opinar de un Gobierno que cuenta con Miniostros del pelo de Aída?

Pero lo más grave de esta Ministra, no es que le obsesione todo lo que suene a “diferencias entre sexos”, “pareja heterosexual” o a “familia tradicional”, sino que va más allá.

Por su influjo la Junta de Andalucía a través de su Consejería de Salud, en una Guia sobre sexualidad que acaba de publicar, recomienda a las adolescentes que no acepten que sus relaciones sexuales terminen sin orgasmo. Aclarándoles que si no lo alcanzan en aquellas, la forma más fácil de lograrlo «es a través de la masturbación».

La guía indica que la autosatisfacción es una práctica sexual absolutamente normal tanto en hombres como en mujeres que se experimenta en todas las etapas de la vida. «La masturbación suele ir acompañada de fantasías eróticas, que estimulan el deseo, la excitación y el orgasmo, y contribuyen al desarrollo de la sexualidad». En cuanto a la fantasía, la define como componente esencial de la sexualidad, «es el sexo vuelto imaginación», que, a su vez, «es un pilar fundamental de la vida sexual». «De hecho —sentencia— las personas con pocas fantasías tienen poco deseo sexual». O sea que deberíamos todos, para tener una adecuada vida sexual, ser unos fantasiosos.

Naturalmente indica a los adolescentes que es factible vivir la sexualidad de múltiples maneras: «A solas, con otra persona, con personas del mismo sexo o con personas de distinto sexo».

Tatiana Goransky, una inteligente bloguera argentina, comenta de modo muy irónico en uno de sus post , que:

“Más de uno se sentirá amenazado al ver por escrito que el orgasmo es un derecho universal.”

tras la aprobación de la Declaración del XIII Congreso Mundial de Sexología, 1997 Valencia (España). Revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1.999, en el XIV Congreso Mundial de Sexología (Hong Kong), en donde se nos dice que:

“El placer sexual es un derecho humano fundamental”

Os recomiendo la lectura de este post.

Derecho al Orgasmo

Y para terminar no quiero dejar de dedicarle a la Ministra esta canción, muestra singular de las “aberraciones sexistas” de los cuentos clásicos de los que es paradigma “Blanca Nieves”, con sus “enanos” —políticamente muy incorrecto, pues se trata de “discapacitados físicos”— su “Princesa en situación pasiva”, su “Machista Príncipe Salvador”, y su “Violencia de Género” representada por el guarda asesino sicario de la malvada madrastra, que no responde al tipo morfológico mayoritario en España, de “Mujer Pera” definido por el ex Ministro de Sanidad Sr Soria, sino al de la artificial modelo publicitaria, mujer explotada y obsesionada con su tipo, talla y belleza.

Y olvidémonos que en el cuento de marras se ensalzan valores como el de la solidaridad, el amor o la justicia, aunque pudiésemos decir que el cuento está lleno de fantasía y eso sería bueno para la salud sexual de sus adolescentes lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario