martes, 18 de mayo de 2010

RESULTA QUE NO ES ROBESPIERRE, QUE ES FOUCHÉ…


Desde un primer momento, ya en su etapa bajo la Presidencia de Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba se especializó en mantenerse en el poder dentro del PSOE, y así mantuvo sus posiciones, después, bajo la dirección de Joaquín Almunia y lo ha hecho finalmente bajo la dirección de Rodríguez.

Al igual que Fouché ha sido Ministro bajo opciones muy diferentes: lo fue con Felipe y lo es con ZP.

Y, como Fouché, es Ministro del Interior, con control de la Policía, tanto de la conspicua cúpula que investigó el “11M” como de la que se embarró con el “Caso Faisán”, sin que nuestro particular “Rubalché” haya sido tocado, ni mínimamente, por las salpicaduras nauseabundas de la escoria que anida en los sectores más políticamente comprometidos de esa insana “tropa” policial, gracias a Dios minoritaria dentro del Cuerpo Nacional de Policía.

La última proeza de “Rubalché” ha sido la negativa categórica de la existencia de negociaciones con ETA, cuando él mismo y todos nosotros sabemos que el Gobierno la Fiscalía y y los Jueces politizados estan haciendo todas las concesiones posibles a la izquierda nacionalista vasca, que no son sino vías de acercamiento y, al fin y al cabo, de negociación, ya sean los chivatazos del Caso Faisán, el acercamiento de Otegui a una cárcel próxima a Vascongadas, la evasión de De Juana, el permiso para cuidar a su mami concedido al etarra Rafael Díez Usabiaga, etc.etc…

No se estará negociando, simplemente se están creando “las condiciones indispensables” para que ETA deje las armas, como primer paso para esa negociación, vamos que no están jugando al tute, sino que solo han repartido las cartas.



Menos mal que nos queda la Música, aquí está 11M en recuerdo de los que murieron en Madrid y a los que nunca sabremos lo que realmente les ocurrió.



No hay comentarios:

Publicar un comentario