martes, 11 de noviembre de 2014

EL GRAN AGUJERO QUE SE NOS PUEDE VENIR ENCIMA DE LA MANO DE PODEMOS



Los mejores carecen de toda convicción mientras que
Los peores están llenos de apasionada intensidad.  [1]

            Los versos que encabezan esta reflexión heteróclita, tomados del poema “La Segunda Venida” del poeta británico William Butler Yeats, reflejan perfectamente cuál es la situación en que se encuentra nuestra adormecida sociedad contemporánea.

            Efectivamente los mejores, la gente trabajadora, los emprendedores, las gentes de bien, los pacíficos y honrados ciudadanos están hoy carentes de toda convicción, mientras los charlatanes, los oportunistas, los demagogos, los conquistadores del poder están llenos de apasionada intensidad.

            La idea es cuando menos preocupante, pues puede llevar a una verdadera situación de tiranía democrática ya denunciada por Tocqueville [2]

            Y ello se debe fundamentalmente a un fenómeno que ha producido un hastío y una repugnancia generalizada entre los ciudadanos; realidad ya puesta de manifiesto por Bastiat en el siglo XIX, al decirnos que:

«Cuando el saqueo es organizado por ley para ganancia de los que hacen la ley, todas las clases saqueadas tratan de entrar de alguna manera —de forma pacífica o revolucionaria— en la elaboración de las leyes». [3]

            Y es esa repugnancia y hastío lo que ha venido a encumbrar a movimientos “antisistema” como alternativa política a los llamados “Partidos Tradicionales”.

            Ahora bien, es preciso ser muy cautos al analizar las propuestas de esas “clases saqueadas que quieren participar en la elaboración de las leyes”, en definitiva en el Gobierno de la Nación.
            Quiero así detenerme en esta reflexión en hacer un análisis sosegado pero serio de lo que ha venido en denominarse programa político del movimiento, ya partido político PODEMOS, y lo haré solamente en lo referente  a sus propuestas económicas, sin entrar en otras consideraciones

            La versión que he encontrado se llama:

“PODEMOS - DOCUMENTO FINAL DEL PROGRAMA COLABORATIVO

El presente documento es el resultado de un proceso de elaboración colectiva del programa de Podemos a través de un método abierto y ciudadano en el que han participado miles de personas. Partiendo de la propuesta de un borrador el proceso ha consistido en tres etapas: (i) debate y aportaciones online a título individual, (ii) enmiendas colectivas de los Círculos Podemos y (iii) referéndum online sobre las enmiendas.”

            Pues bien, analicemos este PROGRAMA COLABORATIVO en su punto primero referente a lo que PODEMOS llama sin eufemismos “Recuperación de la economía”
PUNTO UNO: Recuperar la economía, construir la democracia

1.1 - Plan de rescate ciudadano centrado en la creación de empleo decente en los países del sur de Europa

Para comenzar, llama la atención que el programa en cuestión no se limite al análisis de los problemas que acucian a la Sociedad Española, sino que ─posiblemente como reflejo del carácter internacionalista del marxismo que subyace ideológicamente en toda su literatura─, se extiende a Europa y al universo mundo.

La primera propuesta programática consiste en (sic) “La puesta en marcha de un programa de inversiones y políticas públicas para la reactivación de la economía y la creación de empleo de calidad, reduciendo la jornada laboral a 35 horas semanales y reduciendo la edad de jubilación a los 60 años. Con prohibición de los despidos en empresas con beneficios, un incremento significativo del salario mínimo y establecer un salario máximo proporcionalmente al importe del salario mínimo.”

Las propuestas plantean un primer interrogante: ¿De dónde piensa PODEMOS obtener los fondos necesarios para ese programa de inversiones públicas cuando no hay dinero casi ni para cubrir los gastos corrientes del Estado?

¿Es la reducción de la jornada laboral, y consecuentemente de la productividad en las Empresas el camino más seguro para la creación de empleo?

¿Existiendo una pirámide de población cada día más envejecida creen los líderes de PODEMOS que rebajar la edad de jubilación, recortando por tanto la vida laboral y consecuentemente las cotizaciones a la Seguridad Social es la mejor forma de garantizar el Estado de Bienestar?
¿Piensan Iglesias y sus compañeros que subir el salario mínimo interprofesional es una buena idea para incentivar la productividad de las Empresas y la creación de Empleo?

Y finalmente: ¿Qué efecto se piensa conseguir con el establecimiento de un salario máximo? Aparte claro está de la desmotivación de los cuadros especializados y directivos de la Sociedad. ¿O se trata de pura vendetta clasista?

1.2 - Auditoría ciudadana de la deuda
Auditoría ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago. Reestructuraciones del resto de la deuda y derogación del artículo 135 de la Constitución española con el objetivo de garantizar los derechos sociales frente a los intereses de los acreedores y los tenedores de la deuda. Coordinación de las auditorías y de los procesos de reestructuración de deuda con otros países de la UE. Regulación de las relaciones privadas de deuda para impedir cláusulas de abuso

Decía Ortega y Gasset que los empeños inútiles tan solo conducen a la melancolía, y a ella es a la que tan solo puede conducir esta propuesta y su enunciado. Analicémosla párrafo a párrafo:

a.- Auditoría ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago.

La Auditoría, por su propia naturaleza es un proceso técnico complejo que la hace distar mucho de poder aplicarsele el adjetivo de “ciudadana”, se trata de un absoluto “oxímoron”, una “contradictio in terminis”, vamos, un absurdo, a no ser que PODEMOS quiera decidir en asambleas populares a mano alzada que deuda es legítima, lo que tampoco se explica en atención a que criterios, ni llegamos a entender que significa.

¿Es legítima la deuda contraída por el estado mediante emisión de deuda pública para la financiación de los servicios estatales. 

Y aún más grave: “Declarar su impago” de qué modo y manera, ¿o lo que se pretende es que las agencias de calificación y la propia UE ante el impago de la deuda declare al Estado español en “default” y nos veamos inmersos en un “corralito” a la argentina?

b.- Reestructuraciones del resto de la deuda y derogación del artículo 135 de la Constitución española con el objetivo de garantizar los derechos sociales frente a los intereses de los acreedores y los tenedores de la deuda. Coordinación de las auditorías y de los procesos de reestructuración de deuda con otros países de la UE. Regulación de las relaciones privadas de deuda para impedir cláusulas de abuso.

Volvemos al mismo planteamiento: La reestructuración habría de contar con la aquiescencia de los acreedores, a los que no creo que veamos en tan generosa disposición de ceder sus posiciones crediticias en favor de los llamados por PODEMOS derechos sociales, ─no tenemos más que mirar para Argentina o Grecia─ y la derogación del art. 135 de la CE necesitaría de un proceso de reforma constitucional que vulneraría los tratados de la UE con las gravísimas consecuencias que ello acarrearía

Recordemos el texto de este artículo de nuestra Constitución:

135 CE:
“1. Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.
2. El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros.
Una Ley Orgánica fijará el déficit estructural máximo permitido al Estado y a las Comunidades Autónomas, en relación con su producto interior bruto. Las Entidades Locales deberán presentar equilibrio presupuestario.
La actual situación económica y financiera no ha hecho sino reforzar la conveniencia de llevar el principio de referencia a nuestra Constitución
3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.
Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión.
El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.
4. Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados.
5. Una Ley Orgánica desarrollará los principios a que se refiere este artículo, así como la participación, en los procedimientos respectivos, de los órganos de coordinación institucional entre las Administraciones Públicas en materia de política fiscal y financiera. En todo caso, regulará:
a) La distribución de los límites de déficit y de deuda entre las distintas Administraciones Públicas, los supuestos excepcionales de superación de los mismos y la forma y plazo de corrección de las desviaciones que sobre uno y otro pudieran producirse.
b) La metodología y el procedimiento para el cálculo del déficit estructural.
c) La responsabilidad de cada Administración Pública en caso de incumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.
6. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus respectivos Estatutos y dentro de los límites a que se refiere este artículo, adoptarán las disposiciones que procedan para la aplicación efectiva del principio de estabilidad en sus normas y decisiones presupuestarias.
Disposición adicional única.
1. La Ley Orgánica prevista en el artículo 135 de la Constitución Española deberá estar aprobada antes de 30 de junio de 2012.
2. Dicha ley contemplará los mecanismos que permitan el cumplimiento del límite de deuda a que se refiere el artículo 135.3.
3. Los límites de déficit estructural establecidos en el 135.2 de la Constitución Española entrarán en vigor a partir de 2020.”

Vamos, que adiós a la disciplina presupuestaria, y adiós a la UE, que todo el monte será orégano y aquí cada cacique local, provincial, autonómico o estatal podrá gastar lo que haya y lo que no.





1.6. Recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía

Bajo este epígrafe, el punto sexto de la parte primera “Recuperar la economía” del programa que analizamos, contiene otras afirmaciones llamativas, pero que, lamentablemente vuelven a caer en dos viios fundamentales: en primer lugar se trata de fórmulas ya ensalladas en el pasado con escaso éxito y en segundo lugar tendrían un efecto clramente desacelerador de la economía; tratemos de explicarlo.

a.- La recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía: telecomunicaciones, energía, alimentación, transporte, sanitario, farmacéutico y educativo.

Se habla en este punto de “sectores estratégicos” de la economía, y su necesaria nacionalización.

Comencemos por decir que en materia sanitaria y farmacéutica no existe una industria nacional con la capacidad de producción propia de las grandes firmas multinacionales, lo que en la práctica implicaría una carencia de producción de material médico y farmacéutico que, en muy breve plazo, perjudicaría gravemente el hoy eficaz sistema de salud nacional.

Por otra parte ¿Cederían las grandes farmacéuticas o compañías de electro medicina sus patentes? ¿O nos veríamos abocados a un sistema similar al chino en el que el no reconocimiento a los derechos de propiedad industrial implican enormes restricciones en el tráfico de mercancías hacia ese país?

Por otra parte se considera sector estratégico el eléctrico.

Se olvida PODEMOS de que importamos gran parte de nuestra electricidad consumida de Francia ¿O acaso piensa dar un nuevo impulso productivo a la electricidad mediante el uso de la energía atómica, por evitar las emisiones de CO2 cuya reducción drástica también se contempla en su programa?

¿Y las telecomunicaciones? Aquí entra desde la TV o la radio, que lógicamente desde una perspectiva de control de la información entiendo que estos aprendices de brujos quieran controlar, pero ¿las comunicaciones telefónicas? ¿También quieren nacionalizarlas?,  ¿junto con el transporte y la alimentación?

QUE VIVAN LOS PLANES QUINQUENALES Y LAS HAMBRUNAS SOVIETICAS

b.- Que cualquier privatización haya de hacerse mediante referéndum.

La pretensión corresponde al concepto patrimonialista de la propiedad pública y sus teóricas ventajas sobre la propiedad privada, lo cual no es de extrañar en alumnos de Marx ─no, no de Groucho, sino de Karl, aunque pudiera parecer a veces lo contrario─, pero, ¿es realmente eficiente lo que se propone?

c.- Que se incremente la democracia económica facilitando la participación de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas y, por lo tanto, en la gestión de las mismas, con pleno acceso a la información relevante y la contabilidad.

Vamos, que volvamos a la cogestión empresarial con comités de trabajadores condicionando cada decisión de los empresarios, que teóricamente son los inversores que arriesgan su dinero en poner en marcha una empresa y crear trabajo. ¿Creen los miembros del “Contubernio de Somosaguas” que es la cogestión el mejor sistema para incentivar la economía y crear empleo? Las experiencias existentes por el mundo no les dan precisamente la razón, y no estarían creando sino una nueva clase social la de los “Obreros Empresarios Liberados” un nueva “casta” dentro de las tan odiadas por ellos.

d.- Crear un Impuestos a las grandes fortunas y establecer una fiscalidad progresiva sobre la renta, aumentando los tipos impositivos del Impuestos de sociedades. Y recuperando del Impuesto de Patrimonio.

Nuevamente suena demagógicamente atractivo eso de castigar con más impuestos a los ricos, se nota que se han leído al desautorizado Pikety, pero las medidas propuestas no implicarían un incremento sustancial de la recaudación, desmotivarían la inversión empresarial y se volvería a un impuesto meramente confiscatorio cual es el del patrimonio, pues este se adquiere generalmente con las ganancias de renta o capital previamente ya gravadas, lo que daría lugar a una nueva espiral de doble imposición.

e.- Reducción de la partida presupuestaria destinada al gasto militar para destinarla al sector de la investigación, especialmente la investigación básica. Diseño de los programas de l+D+l.

Aquí rezuma el espíritu pacifista/antibelicista/antimilitarista de estos mentecatos. Claro que para que vamos a necesitar ejercito si la política propugnada por ellos es la desaparición de la frontera sur, la libre entrada de inmigrantes, la utópica por imposible alianza de civilizaciones, la desintegración patria mediante el reconocimiento del derecho a la secesión y otras lindezas por el estilo.

f.- Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la pubreza.

Finalmente llega mi medida preferida: “LA RENTA SOCIAL BASICA” a la que tendrían derecho todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo, perdón digo más, todos los residentes en suelo patrio, que serían por supuesto millones más, y que Iglesias pretenderá financiar, imagino, con algún conjuro de Zugarramurdi aprendido de sus amigos etarras.

Creo, no obstante, que la declaración económica hasta aquí analizada es prueba más que suficiente de la inviabilidad de un proyecto que nos condenaría, indefectiblemente, al fracaso económico, la ruina y el “corralito

Podríamos continuar analizando las demás enajenadas propuestas demagógico/populistas que se contienen en el programa de PODEMOS, pero el espacio que necesitaríamos para ello sería excesivo, y haría de esta reflexión un tratado político más que una crítica interesante de leer. O bien un mero tratado de la estulticia a modo del escrito en su día por Erasmo de Rotherdam. Porque ya lo dijo Albert Einstein, ¿O fue Fritz Perls?:

“Hay dos cosas infinitas, el Universo y la estupidez humana, aunque de los primero no estoy seguro” [4]

Y en este caso, permítanme ustedes una licencia, tal vez ofensiva para sus destinatarios, pero la estupidez no sería de los iluminados líderes de PODEMOS, que muy bien saben que lo que persiguen es el poder, sino de los incautos votantes de la formación, que encelados como reses que van al matadero, no saben si son churras o merinas y si por huir de lo que ellos creen que es un lobo, acaban sin libertad y con su gaznate bajo la afilada hoja de la guillotina, al grito unánime de “Más madera que esto es la guerra”.

O llenando de votos el espacio electoral de sus profetas, como si fuese el camarote de los hermanos Marx, ─esta vez no Karl, sino Groucho, naturalmente─ Sin orden ni concierto:




[1] William Butler Yeats; Poema «La segunda venida»

[2] Alexis de Tocqueville; La Democracia en América

[3]Frederic Bastiat, “La Ley” ;  Frédéric Bastiat (1801-1850), Obras escogidas; Traducción: Pedro Andrés Rodríguez; Unión Editorial 2009

[4] Frase atribuida a Albert Einstein; Sin embargo en  la década de 1940, el terapeuta Fritz Perls publicó un libro donde ponía en revisión la teoría y el método del psicoanalista Sigmund Freud. En él, escribió lo siguiente: "[...] no es extraño aprender lo que dijo un gran astrónomo: "Dos cosas son infinitas por lo que sabemos, el universo y la estupidez humana". Hoy sabemos que esta declaración no es del todo correcta. Einstein ha demostrado que el universo es limitado". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario